Proyecto Nada

Mi primera vez en el cajero automático

Posted in Reflexiones de Gise by lagisee on noviembre 6, 2009

1500xegrDespues de casi una semana de tener la carta con la clave o pin como le gusta llamarlo a muchos, y la tarjeta, decidí ir a retirar el poco sueldo que quedaba en el cajero.
Una vez en el banco noté que lo mejor era esperar a la chica que me había ayudado en el mundo bancario aquel tiempo, sin embargo desistí al ver que faltaban 10 minutos para entrar al trabajo y la chica tenia 5 créditos a entregar antes de atenderme a mi.
Le devolví mi asiento al señor que muy amablemente me lo habia ofrecido cuando en el intento de guardar mi libro en la cartera se me había caido junto con mi futuro almuerzo. Claramente ya habia pasado suficiente verguenza por todo el día y algunos más. Abrí la carta y averigué el código mientras me mentalizaba que debería enfrentarme a esa abominable maquina.
Me paré frente a él, inserte mi tarjeta y… nada. Saqué la tarjeta y ahi lo vi “¡Hola Gisela! insertá tu clave”, pensé: “Siempre lo mismo, no le tengo paciencia a las maquinas”, volví a meter mi tarjeta y todo lo que había conseguido hasta ese momento se esfumó, el cajero ya no me saludaba más y ahora en mi pantalla aparecia un cartel que contribuyó a mi ira “Banelco le banelquiza la vida”. Claramente no me estaba banelquizando nada, solo estaba complicando mi existencia.

Querido lector, si es un frecuente asistente a la red de cajeros ya se habrá dado cuenta que el cajero funciona cuando se saca la tarjeta. Yo en ese momento no entendía nada.

Volví a sacar la tarjeta y la maquina volvió a saludarme, no lo dudé, escribí la clave antes de que la maquina se arrepienta e ingresé al menú de opciones, iba todo muy lindo y yo iba a poder hacer mi extracción si a la maquina no se le hubiese ocurrido preguntarme si era cuenta corriente, caja de ahorro y en que moneda estaba. No tenía ni idea, mi acercamiento al banco hasta ese momento había sido para pedir monedas en los tiempos de sequía. Miré hacia trás y la cola tenía un número considerable de personas ya que era el único cajero del banco. Entré en pánico y cancelé la operación.

Dejé pasar a varias personas y arremetí nuevamente contra él, inserté la tarjeta y nada, saque la tarjeta y me saluda, y escucho de fondo la vos de una persona mayor diciendo “Poné la clave, nena”.
Miré con cara de odio y desconcierto a la señora mientras pensaba “¿No ve que tengo la tarjeta en la mano?”, nuevamente cancelé la operación y esta vez si di por finalizada mi experiencia con el cajero.

Anuncios

La lepra del siglo XXI

Posted in Reflexiones de Gise by lagisee on octubre 10, 2009

carrie_bradshaw_typing_sex_city_2Ya lo preguntó Carrie ¿es la solteria la lepra del siglo XXI? Dentro de poco, ¿los bares tendrán sector fumadores, no fumadores, solteros y no solteros?

Verdaderamente no hay una evidencia empírica que demuestre esto, pero más de una mujer obvió alguna fiesta familiar para no escuchar la tan odiada pregunta de la tía “¿Y nena? ¿Todavía sin novio?” o vió derrumbados todos sus proyectos creados en los 2 segundos de charla con ese chico tan lindo cuando se acercó la novia y claramente marcando terreno lo tomó de la cintura y le dijo “¿vamos yendo, mi amor?”; el problema no era la fiesta/reunión, el problema es que su novio esta sociabilizando con una soltera.

Pero también sabemos que hay cosas peores, San Valentín podría ser una de esas cosas, pero este 2009 los solteros pudimos hacer valer nuestros derechos, el día de los solteros o anti-San Valentín fue nuestro intento de presentarle batalla a Cupido y sus corazones rojos… digo intento porque más de uno terminó en pareja esa noche, ¿o no?. Pero, ¿que pasa si llegás a los venti y pico y nunca presentaste un novio en sociedad? bueno, parece ser que es una clara evidencia de que no te gustan los hombres, a veces no importa que te hayas acostado o hayas salido informalmente con más de los que cualquier persona en pareja salió, el no presentar un novio formal durante los primeros años de juventud “da que pensar” diría cualquier abuela.

¿Será que cuando encuentra pareja se olvida el mundo de posibilidades que tenemos los solteros?

Tagged with: