Proyecto Nada

Si Evita reencarnara, sería ucraniana

Posted in Reflexiones de Hernán by Hernán on enero 7, 2010

Si Evita viviera

sería montonera

Canción popular de Montoneros

Tras el anuncio de que no sólo que Evita reencarnó sino que es ucraniana, Proyecto Nada se complace en dar a conocer a su fina audiencia qué próceres y/o políticos argentinos resucitarán o resucitaron, en forma de qué y en dónde, tras una importante investigación (o sea, irme a la parte de atrás de un restorán chino para encontrarme con una coreana -no pregunten- que tira las cartas).

Manuel Belgrano: la espiritista que consulté lo señala como un prominente líder político gay de Uganda, como fruto de la estigmatización histórica que lo tildaba de maricón por un supuesto “aflautamiento” de su voz. Pero como tienen problemas mayores que la igualdad de género (como por ejemplo, esas boludeces del hambre y las enfermedades fatales que diezman a la población), nadie oirá sus reclamos. Morirá triste, solo y puto.

Fernando de la Rúa: Aunque no está muerto, la pitonisa hace un gesto de “miro al banco y pido cambio”, y susurra por lo bajo:  “Este se va a tomar un helicóptero con Sandro”. “¿Entonces?”, pregunto, para escuchar como respuesta un “fáidolar, plís”. Abonando la consulta, asegura que será el bajista de una banda tributo a Slayer de California. En algún momento, intentando en vano afinar su instrumento, gritará “IS THIS BORING OR WHAT?”. Acto seguido, un terremoto borrará dicho estado de la faz de los Estados Unidos, con la consecuente destrucción de todos sus habitantes, playas y Arnold Schwarzenegger.

José Luis Massera: Reencarnó en Richard Heene. Consultado sobre el paradero de su hijo, diría “se lo llevó el viento, no figura en ningún lado, está desaparecido”. La pitonisa asegura que Videla reencarnaría en un futuro abogado que demandaría a Heene por copiarle la frase. A esta altura, empiezo a pensar que la japonesa -no pregunten- se zarpó en paco.

Carlos Menem Jr.: En una mariposa. Ante mi gesto de “¿y a mí qué?”, la pitonisa me vaticinó que esa mariposa comería el néctar de una flor, que a su vez agitaría el polen de dicha planta, sería arrastrado por el viento, pasando por los tornados en Pehuajó, Cariló, Cutral-Có y Wawan-Có hasta finalmente llegar a Buenos Aires, donde entraría en la fosa nasal de un colectivero de la línea 37 que perdería fatalmente el control de su colectivo tras estornudar producto de un brutal ataque de alergia, y como consecuencia de eso, los choques en cadena producidos en la avenida Las Heras haría que el auto de súper lujo en el que Menem padre se transporta se estrole irremediablemente contra el camión que lleva al toro ganador del concurso de La Rural de ese año, de forma tal que el bovino caiga sobre el techo del automóvil del ex presidente matándolo tras una larga y dolorosa agonía. “O puede que no”, me dijo.

Suponiendo que me podía estar verseando, decidí levantarme, no sin antes intimidarla con la mirada y desafiarla: “A ver si la tenés tan clara. ¿Y Perón? ¿El general?”. La vietnamita – no pregunten- me señaló con un huesudo dedo (o con un hueso de pollo a medio comer, en rigor) y me dijo “Perón sos vos, y todos nosotros. Peronistas somos todos”. Ahí supe que me había cantado la posta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: